lunes, 4 de febrero de 2013

curso de alimentacion sana

TALLER: SANA TU CUERPO, NUTRICIÓN EMOCIONAL
Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.
Antoine Saint-Exupery

¿Con qué recursos naturales cuentas?
¿Qué utilizas cuando tus hij@s están resfriados? ¿Y cuando tienen pesadillas, están inquietos, tienen dificultad para concentrarse,….?
¿Qué alimentos tomar o no y para qué dolencia o malestar?
¿Qué relación existe entre emociones y los alimentos que ingerimos?
¿Cuáles son los alimentos constructores, energéticos, protectores?
¿Desde qué etapa debes brindarles a tus niños nutrición emocional?
Está comprobado que la existencia de privaciones emocionales vividas en la infancia, pueden marcar la vida adulta y producir síntomas que alteran la forma de vivir.
El ser humano requiere de diversos nutrientes en calidad y cantidad suficientes para llenar las necesidades del organismo. Una dieta equilibrada que incluya alimentos fuentes de todos los nutrientes asegura un óptimo crecimiento físico. Sin embargo, para que el ser humano se desarrolle integralmente, además de la nutrición biológica requiere otro tipo de nutrición, la nutrición afectiva, que también se requiere en calidad y cantidad suficiente para desarrollar la inteligencia emocional del individuo.
Existen tres grupos de alimentos que nos dan efectos distintos en nuestro estado de ánimo. ¿Te animas a utilizarlos, y a introducir la Inteligencia Emocional en tu cocina, en el día a día?

Cuando una persona se alimenta adecuadamente, se sentirá centrada, con base, con armonía interior, y esto se reflejara en su exterior y en su calidad de vida.
La alimentación natural y energética, nos ayuda a que nuestros cuerpos físico, emocional, y mental, estén en armonía y vayan los tres cuerpos por el mismo camino, con el mismo propósito.

Hoy en día, la persona está débil, sin energía, desvitalizada, desmineralizada, con síntomas de deficiencia, debido principalmente a una alimentación totalmente inadecuada.

Ahora tenemos niñ@s hiperactiv@s, con falta de concentración, memoria pobre, que no estudian, obes@s, diabétic@s, incluso con fatiga crónica, etc.….
¿Cómo podemos alimentar las emociones de nuestros hijos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario